,

Samuel y los manimanganianos del dedo meñique parado | GEKO | Ediciones Cuchu

¿Qué tiene que ver el espacio exterior con el poeta Samuel Aspe Aracena?, ¿acaso se enroló en algún contingente espacial? ¡o qué? Sucedió que este se encontró, un día, en una complicada situación orbitando la Tierra en un navío espacial y todo esto gracias a su “amigo”, Juan Aguilucho, quién quiso vengarse por lo que él hizo en el restorán “Ciro”. Pero aconteció que algo salió mal por lo que ambos tuvieron que unir fuerzas para salir del atolladero y se darían cuenta que los e.t.’s, no por tener alta tecnología, los convierte automáticamente en unas “blancas palomas”, como algunos idiotas creen.

$4.000

Peso 0.096 kg
Dimensiones 10.2 × 0.8 × 14.2 cm

Publicado en 2014